La Empresa

Aperitivos Espada (ESPAFRIMA, S.L.) es una empresa dedicada a la elaboración de patatas fritas, frutos secos, snacks y aperitivos, localizada en Madrid, concretamente en Getafe, donde se cuenta con unas amplias instalaciones para la producción, gestión y venta de dichos productos.

Los comienzos

Todo comienza en 1976 cuando Luís Espada junto con su mujer funda un pequeño despacho frutos secos en la calle Emilio Raboso de la popular barriada madrileña de Vallecas; inicialmente la base del negocio eran los frutos secos tostados en el propio local, que alcanzan cierta fama entre los vecinos del barrio.

Arganda: nuevo destino

Solo dos años después de la apertura, en 1978, y en vista de la popularidad de los productos ofrecidos, ese despacho queda pequeño para la producción demandada. De esta forma la familia Espada decide embarcarse en una nueva aventura, y conservando el despacho para ventas, adquiere una nave industrial en el cercano pueblo de Arganda del Rey donde además del tostado de frutos secos se comienzan a producir frutos secos fritos y el que actualmente es nuestro producto estrella, la patata frita.

Luís Espada en su constante afán de crecimiento, superación y servicio al cliente crea en esta época un servicio de sus productos a otras tiendas minoristas a través de diversas rutas de reparto por todo Madrid, la mayoría de estos clientes aun siguen a día de hoy trabajando con nosotros.

Volvemos a Vallecas

Diez años después de ese primer despacho, en 1986, una ya consolidada empresa cuya máxima y la de la familia Espada siempre ha sido la de buscar una mejor atención a nuestros clientes. Decide volver a los orígenes e instalarse en el por entonces nuevo Polígono Industrial de Vallecas. Así, con unas nuevas y más modernas instalaciones se concentra en ellas la producción de patatas fritas, mientras que se conserva la nave de Arganda del Rey para el tostado de frutos secos. El traslado total no se hace hasta dos años después, cuando en 1988 se abandona definitivamente las instalaciones de Arganda.

En estos tiempos, en los que ya se comienza a contar con una importante cartera de clientes de servicio directo, se cierra el pequeño despacho inicial y la producción se centra en estos clientes.

Años 90: la expansión

En los primeros años de esta década el país sufre una importante crisis económica que afecta a todos y nuestra empresa no es ajena a ella, pero el afán de Luís Espada hace que nos mantengamos mientras otras empresas del sector desaparecen. Salimos reforzados de este periodo y se da una inflexión, los clientes cada vez son más y las instalaciones se quedan pequeñas.

APERITIVOS ESPADA en la actualidad

Lo que comenzará como una pequeña empresa familiar se convierte en un referente nacional en el sector de la patata frita y del aperitivo. Se crean unas instalaciones totalmente nuevas en Getafe, diseñadas por y para la producción de nuestros productos, interviniendo Luís Espada directamente en este diseño, aportando la sabiduría que le han dado todos sus años al frente del negocio.

En 2001 se inauguran las nuevas instalaciones donde además de los productos que ganaron la confianza inicial de los primeros clientes se elaboran muchos otros aperitivos y snacks, habiéndose llegado a acuerdos comerciales con otras marcas para la venta y distribución directa de golosinas a minoristas, que así pueden cubrir todas sus necesidades de productos para sus tiendas.